Tras meses en pausa debido a la pandemia, este domingo 29 de agosto volvió la CicloRecreoVía a Ñuñoa, una extensión de cuatro kilómetros por avenida Irarrázaval, entre las calles Ramón Cruz y Fernández Concha, destinados al paseo y la recreación familiar en todo lo no motorizado.

Cabe recordar que esta CicloRecreoVía estuvo habilitada de manera ininterrumpida todos los domingos desde 2013, sin embargo, en marzo de 2020 debió suspender su operación tras la llegada del Covid-19 a Chile. Luego, en febrero de 2021 retomó su operación pero sólo por pocas semanas, esto debido al aumento de casos de coronavirus en la comuna y el país.

Lo cierto es que hoy, con Ñuñoa en Fase 4 del Plan Paso a Paso, y con una positividad en torno al 1%, se retomó esta tan necesaria instancia en la comuna que, además era muy demandada por todas y todos, ya que entrega un espacio seguro para el esparcimiento y recreación de adultos, jóvenes, niñas y niños.

“Lo que hizo urgente y ya inaplazable el regreso de la CicloRecreoVía a Ñuñoa, fue la enorme demanda de los vecinos por recuperar esta iniciativa, más aún ahora en que la vida al aire libre se ha revalorizado y hay una urgente necesidad de panoramas familiares y actividades que ayuden a nuestra necesaria recuperación física y, especialmente, mental”, señaló Gonzalo Stierling, fundador de la Fundación CicloRecreoVía.

Y, para celebrar el retorno de esta tan extrañada y anhelada instancia, el municipio, a través de la Corporación de Deportes, organizó una serie de actividades deportivas y recreativas gratuitas para los visitantes en el Parque Ramón Cruz. Entre las 10:00 y las 11:00 horas, vecinos y vecinas pudieron participar de clases guiadas de entrenamiento funcional, yoga y patinaje, mientras que de 11:00 a 12:00 hubo zumba y spinning.

En tanto, y para los más pequeños y pequeñas hubo una zona de juegos inflables entre las 10:00 y las 12:00 horas.

“Estamos felices porque hoy retomamos la Ciclorecreovía, que fue algo que nuestros vecinos y vecinas nos estaban pidiendo prácticamente desde el primer día que asumimos. Por lo tanto, en una preocupación por fomentar la actividad física, las actividades familiares, la salud mental, es que junto con la Fundación Ciclorecreovía, que hace estas actividades sin ningún ánimo de lucro, decidimos volver a retomar esta alianza y como municipio disponernos para que la comunidad recupere este espacio. Es importante que le vayamos ganando espacio al automóvil y que lo recuperemos para la gente y qué mejor que hacerlo un domingo, el día en que nos encontramos con la familia, donde podemos pasarlo bien, recargar energía y haciendo actividad física. Esto es algo que como municipio nos importa muchísimo”, explicó la alcaldesa Emilia Ríos.

Según datos aportados por la fundación, el uso de la CicloRecreoVía de Irarrázaval es predominantemente familiar y recreativo, con niños, niñas y peatones; y, en segundo plano, deportivo. En cada jornada asisten entre 2.500 a 3.000 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment