¿HAY CIERRES DE CALLES QUE ACTUALMENTE NO IMPLEMENTA CICLORECREOVÍA?

CicloRecreoVía es un proyecto metropolitano y, por ello, buscamos implementar un circuito de CicloRecreoVía que cubra TODA la ciudad de Santiago (y otras ciudades del país también).

Cada domingo, en Santiago, CicloRecreoVía transforma en espacios vibrantes las calles de:

  • La Florida
  • Ñuñoa
  • La Reina
  • Las Condes
  • Providencia
  • El Parque Metropolitano y
  • Santiago centro

Sin embargo, CicloRecreoVía también ha estudiado circuitos dominicales de calles libres de autos en Peñalolén, San Joaquín, San Miguel y muchas otras comunas.

Habilitación dominical de Sánchez Fontecilla (Peñalolén) cuando era parte de la Red y funcionaba como CicloRecreoVía

El punto es que, lamentablemente, los circuitos de calles libres de autos en esas comunas, que con mucho esfuerzo e inversión de tiempo, CicloRecreoVía  estudió por años y proyectó para incorporarlos a la Red Metropolitana de CicloRecreoVía, están hoy en manos de terceros y, por lo tanto, actualmente NO SON CicloRecreoVía, lo que impide que podamos responder por cómo funcionan.

Esta situación es la que afecta a:

  • San Joaquín (Las Industrias)
  • Macul (Macul – Exequiel Fernández)
  • Quinta Normal (Carrascal)
  • Peñalolén (Sánchez Fontecilla)
  • Recoleta (Einstein – Lircay) y
  • San Miguel (Gran Avenida)

¿Cómo llegamos a esto?

CicloRecreoVía presentó sus circuitos a una licitación en que el IND solicitaba se le plantearan circuitos para realizar esta actividad.

Habilitación dominical de Av. Macul (Macul) cuando era parte de la Red y funcionaba como CicloRecreoVía

Gracias al financiamiento del IND se pudo implementar estos tramos en varias comunas, por 3 años, pero llegó un momento en que el IND decidió ofrecer -y aquí radica el problema-, como parte de los antecedentes o bases de la licitación, los circuitos mismos, es decir, el fruto de los estudios de CicloRecreoVía.

Desde entonces y lamentablemente, cualquiera puede “ganar” la implementación de estos circuitos los cuales, no obstante, fueron pensados y diseñados para ser implementados por CicloRecreoVía y para ser parte de la Red Metropolitana de CicloRecreoVía.

Al implementarlos quienes no los crearon y al realizarse sin el espíritu original, la producción de estos cierres (Macul, Peñalolén, San Miguel, etc) se hace con un sentido, trasfondo y alcance que no concuerda en nada con el que tiene CicloRecreoVía y con normas, condiciones, objetivos y con una frecuencia o regularidad en los cuales tampoco tenemos prácticamente coincidencias.

Tenemos la confianza de que todos los circuitos que implementan actualmente terceros, pero que en la realidad surgieron de nuestra iniciativa, volverán a ser parte, tarde o temprano, de CicloRecreoVía lo que permitirá desarrollarlos sin interrupciones; operarlos con criterios unitarios; manejarlos con un sentido más profundo y rico de recuperación de espacios públicos e incorporarlos a la Red Metropolitana de CicloRecreoVía.

Lo fundamental es que lo anterior permitirá unir a toda la ciudad mediante esta maravillosa, necesaria y potentísima intervención urbana.

Cerramos esta nota explicativa manifestando que, no obstante lo hasta ahora ocurrido, seguimos optimistas en que, más temprano que tarde, personas y autoridades bien intencionadas y con visión, comprenderán que lo lógico, razonable y fructífero, por el bien de la propia ciudadanía, es sumarse a esta iniciativa, más que intentar competir con ella y/o trabajar en paralelo, pues con esa lógica, todos perdemos.