¿HAY CIERRES DE CALLES QUE NO SON CICLORECREOVÍA?

CicloRecreoVía es un proyecto metropolitano y, por ello, buscamos generar circuitos recreativos domininicales en las principales ciudades de Chile y, en el caso de Santiago, implementar un circuito de CicloRecreoVía que cubra toda la ciudad.

Si bien hoy estamos solo en La Florida, Ñuñoa, La Reina, Las Condes, Providencia, el Parque Metropolitano y Santiago centro, hemos estudiado circuitos de CicloRecreoVía en Peñalolén, San Joaquín, San Miguel y muchas otras comunas.

Lamentablemente, muchos de esos circuitos, que con mucho esfuerzo e inversión de tiempo, se visualizaron por años con el fin de incorporarlos a la Red Metropolitana de CicloRecreoVía, están hoy en manos de terceros, por lo que la incorporación a esta Red de esos tramos está, por el momento, en suspenso.

Lo anterior ocurrió porque los tramos de CicloRecreoVía de San Joaquín (Las Industrias), Macul (Macul – Exequiel Fernández), Quinta Normal (Carrascal), Peñalolén (Sánchez Fontecilla), Recoleta (Einstein – Lircay) y San Miguel (Gran Avenida), los presentamos a una licitación en que el IND solicitaba se le plantearan circuitos para realizar esta actividad y CicloRecreoVía presentó, para ser financiados, los trazados que por años recorrió y estudió, en muchas comunas, para ser parte de la Red.

Habilitación dominical de Av. Macul cuando era parte de la Red y funcionaba como CicloRecreoVía

Gracias al financiamiento del IND y a los circuitos que presentamos, CicloRecreoVía pudo implementar estos tramos en varias comunas, por 3 años, pero llegó un momento en que el IND empezó a ofrecer, como parte de los antecedentes o bases de la licitación, los circuitos mismos, es decir, el fruto de los estudios de CicloRecreoVía, lo que desembocó en que cualquiera pudiera tomar estos circuitos y operarlos con otro sentido y aisladamente, a pesar de que estaban pensados para algo más ambicioso, más grande y orgánico, en resumen, para ser parte de una Red Metropolitana conectada de CicloRecreoVía.

El resultado es que hoy muchos y circuitos y proyectos que realmente son fruto de la iniciativa de CicloRecreoVía, los realizan terceros. Por esta razón, la implementación actual de estos cierres (Macul, Peñalolén, San Miguel, etc) se hace bajo normas, condiciones, tiempos y con una frecuencia o regularidad en la cual no tenemos, hoy, ninguna injerencia.

Tenemos la confianza de que todos los circuitos que implementan actualmente terceros, pero que en la realidad surgieron de nuestra iniciativa, volverán a ser parte, tarde o temprano, de CicloRecreoVía lo que permitirá incorporarlos a la Red Metropolitana de CicloRecreoVía que unirá a toda la ciudad mediante esta maravillosa, necesaria y potentísima intervención urbana.

Hasta entonces, solo podemos responder por los cierres dominicales de calles que, genuinamente, si están operando como CicloRecreoVía y que son, tal cual se mencionó, los que hay en las comunas de La Reina, Las Condes, Providencia, Santiago centro, La Florida y Ñuñoa, además del Parque Metropolitano de Santiago y la ciudad de Antofagasta, todos los cuales se realizan por convicción y con mística; teniendo la recuperación del espacio público como objetivo general y principal; con el máximo de responsabilidad posible y, también, con la característica de que su desarrollo no sufre interrupciones durante el año, solo exceptuándose los domingos en que llueve o los días domingos en que la Ley prohíbe el desarrollo de eventos masivos por elecciones.

Cerramos esta nota explicativa manifestando que, a pesar de todas las experiencias y antecedentes, seguimos optimistas en que, más temprano que tarde, personas y autoridades bien intencionadas comprenderán que lo lógico, razonable y fructífero, por el bien de la propia ciudadanía, es sumarse a esta iniciativa, más que intentar competir con ella o trabajar en paralelo, pues estos son escenarios en donde todos perdemos, incluyendo la ciudad y sus habitantes.